DESCUBRIRSE

descubrirse

 

TRAEME DE ELLA UN BESO 

   

 

Viento ve tú que puedes
allí de donde no se vuelve y búscala.

Tráeme, viento
de ella un beso.
 
Yo dejaré la ventana del recuerdo
entreabierta,
disimulando esperanzas
no vaya la ciencia a tratarme
como a un loco.
Viento ve,
que te espera la impaciencia seductora
que en la juventud la dejó inmóvil
la que no perdona.
 
Y son mis ojos
tan tristes y tan jóvenes.
Y la quiero tanto.
 
Viento ve
tráeme de ella un beso
y no le digas nada,
ella lo entenderá.

  

 BUSCADOR DE OLVIDOS 

   

 

Pensamiento buscador de olvidos
de nuevo sales a su encuentro
hasta que los ojos te hallen oportuno
y te dibujes surgiendo de entre la nada
hacia la grieta oscura de lo desconocido.

 
Todo se ha ido transformando
ya no hay paisajes, ni rosas,
ni sonrisas distraídas,
ni mirada seria, ni buenos caminos,
ni losas, ni muertos a los que rezar.
Todo está vacío.
 
No te pude encontrar. 
Me quedé sentado en el silencio 
acurrucándome entre el vientre 
volando sin sentido… 
hacia donde ellos quisieran 
(los que no perdonan... 
ya sabes a quien me refiero).
 
Pero no me escuchaste, 
quizá no me esforcé demasiado 
en desechar de mi todo lo que no vale, 
todo lo que no pienso 
y por eso me rechazaste. 
(Sin rumbo me dejas al viento) 
 
Pensamiento buscador de olvidos 
de nuevo pasas rozándome 
pero no te quedas conmigo.

  

 LO QUE SERÁS 

   
 
 
Los sueños no son realizables
porque la vida no se llena de palabras
bonitas y prometedoras.
Todo tiene su contorno definido
y los sueños rebosan esparciéndose,
cambiando cosas, continuándolas,
haciéndonos creer que siempre estarán ahí,
ignorando límites.
 
Por eso es peligroso aferrarse
esperando la noticia
de que por una vez se va a realizar,
que la luna será tuya.
 
Ahora están aquí
luego se van. Te tocan y se van.
Ahora en tus manos
luego en tu mirada.
Te miran y te dicen adiós.
 
Abre tu instinto
entrégate al mundo
que todavía puedes girar y girar.
Abre tu instinto…aunque te llore el alma.
Abandona el sueño de soñar. 
 
Salta en pedazos como un cristal
y averigua lo que serás.
Que es peligroso aferrarse
esperando la noticia
de que por una sola vez
se va a realizar.

  

 TAMBIÉN ELLA ESTÁ AQUÍ 

   
 
 

También ella está aquí sentada, a tu lado
vigilando las mismas sombras
robándole al aire alientos, reducidos.
Acumulando gestos y todo lo que se asoma
por esa ventana de mil hojas,
prefiriendo rondar por los corazones
que formar ideas de quien no se conoce bien.

Tampoco ella se disfraza
ni simula ser redonda,
ni grande, ni hermosa.
Tan solo es lo que el viento le deja ser.

Bebe de las ilusiones
acunándose dulce,
sin atreverse a forzar el destino
por miedo a perderse en ese mundo
donde las ideas vuelan indiferentes,
donde todo está en continuo ajetreo.

A la que quiero, entera,
a ella que se me agarra al alma
y me acaricia con su cuerpo.
A la cristalina rosa de mi piedra,
la que está en todo lo que escribo
y lo que pienso.

A la que quiero, entera,
porque ella también está aquí sentada,
a mi lado.

  

EN CAJAS TRANSPARENTES 

   
 
 

En cajas transparentes,
en cuclillas y adormilados.
En la puerta un sol y mil estrellas.
¿De quién son las manos
que con tanta osadía nos domina?

Y voy llenando frasquitos de tiempo inservible:
el que se me cae de los ojos
y el que me arañan los desconocidos.

Sin etiquetas
todos alborotados en la vitrina
de mi caja transparente.

Desnudo y sin palabras
asomándome una y otra vez
entre las grietas que deja el descuido,
pensando quizás
que hoy es el día de comenzar.

Y se me van los soles.
Mi cuerpo lleno de heridas
forzado y aburrido
intentando hacer saltar en mil pedazos
la tapadera de mi caja transparente.

Inmóvil
rozando la muerte, quieto,
quietud del que espera
sin esperanza la llamada de las olas
cuando un desconocido pasa.
( -pero pasa de largo- )

  

LUCHAR CONTRA LA NADA 

   
 
 

Me resulta tan triste
encontrarme aquí y sin palabras,
rodeado de multitudes
de cosas hechas por otros
de problemas consumidos.

Y mi paloma soñadora se esfuma
me deja solo ante la nada
con las manos juntas
y una pluma vacía.

No creo en la subida del misterio;
no hay nada oculto para algunos
y lo es todo para otros.

¿Qué sé de mí mismo?
¿Qué puedo ofrecer?
¡Y admiro a tanta gente!

Desnudo voy y profundo
redondo como un ombligo
(curado y rotundo como un centro limitado)
alas quebradas y blancas
de un sol partido en rayos.

Y no he de salir
surgir cuesta trabajo,
como si te empujaran hacía dentro
me cuesta la lucha
contra lo desconocido,
contra la nada.

¿Quién sería capaz de forzarse el último?

  

SI TODO FUERA COMO TÚ 

  
 

 

Ojos alegres que abren
al cielo su mirada,
pensamiento que vuela
al vaivén de los poetas.

Que fácil es ser feliz
y amarte hasta en las sombras,
porque contigo se hace importante la vida.
-Y me hundo entre tu cuerpo-

Si todo fuera como tú…

Me cobijo entre tus manos
y beso a beso me voy convirtiendo en sueño
de Universos infinitos, de espirales que se alejan,
de mil reflejos, de amor.
Y contigo me pierdo, flor de nata,
dando volteretas por el cielo.
-Culminado estoy de besos-

Si todo fuera como tú…

Inmensa, limpia, clara como el agua que corre libre
entre riscos y montañas.
Dulce y suave como un aliento,
bella y fuerte como el beso
que une dos horizontes.

Eres amor de amor
y yo me quedo entre tus labios.

Si todo fuera como tú…Amor. 

   

SOLO TU ME ACOSTUMBRAS

  
 
 

Hace tiempo que estoy así,
como contigo, como en un abrazo,
me reboso entre los labios
cubriendo sueños y amores.

Y no hablo a los vientos
-con todo con lo que eso conlleva-
porque a ellos no les interesa la verdad.
(Murmuran y gesticulan).

Ya no me imagino así,
acera solitaria y gris
como cuando paseaba con mis zapatos
y la libreta llena de aluviones.
Ahora no, por eso estoy así,
como huido, admirado.

Me entrelazas y me sufres
besándome el instinto que no avanza.
Y no llamé a nadie,
ni a la vida ni a la muerte,
ni a la felicidad ni a la soledad…
pero ahora te quiero.

Me encuentro ante el espejo
sentado en un butacón
contemplando como me rodeas
y sin querer huir
me mezclo en la imagen y entro en ti.

   

 

  
 
 

Solo tú me acostumbras
porque llevas ese ritmo dulce
de bailarina que se alza y pasa nubes.
No puedo pararme en palabras
ahora me muestro como soy,
no me rodeo de jardines azules
ni de soles de papel amarillento,
soy al tiempo como cualquier día
sencillo y tenue, sin ningún brote de importancia.
(Mueve tu mano y me rozarás)

Si, hace tiempo que me pasa,
que me rodeo de todo lo tuyo y obstinado
me arrimo a ti como un abrazo
y tranquilo te espero
porque ya no necesito de palabras
para decirte que te quiero.

Mover las manos y acariciarnos
pero no se lo cuentes a los vientos
porque a ellos no les interesa la verdad. 

   

CUANDO TODO ESTÉ EN OTRO LUGAR 

  
 
 

Mañana, cuando todo esto esté en otro lugar
y mi mano en otra pluma y la silla  y la mesa
columpiándose en otra habitación,
los regalos llenos de ilusiones,
las cosas creadas repartidas
entre otros rincones
en otros colores enmarcadas.

Cuando todo ese esfuerzo se lo lleve el viento
y las manos se crucen entre sí (nuevas y acariciables),
el nuevo sudor se mezcle en el ambiente
esforzado en sonreír, transfigurado
y la luna llegue a verse por la ventana.

Cuando todo caiga al suelo (hasta las voces)
como entrecortado y aburrido
disimulando su estrecha fragilidad,
perdiendo su amado encantamiento.

Cuando se desquebrajen los colores
a fuerza de empujones
y las hojas que en su vaivén te encierran
cambien su pureza.

Cuando las paredes se sientan en el silencio
y los pasillos vacíos de pisadas,
cuando los amargos nudos de la nada
vayan cubriendo todo y ya no quede
ni un solo sueño revoloteando en el espacio,
cuando todo esto esté en otro lugar.

 

YA TE SIENTO

  
 
 

Ya siento el agua en mí,
ya se encendió la mañana.
Me espera dulce y en calma.
El aire se torna suave,
limpio, como el Sol,
todo se me hace distinto
enredado en su alma.
Ya sonríe mi boca
bajos sus manos claras.

Y escucha todo, nada calla,
y todo es suyo,
hasta el mínimo reflejo de mis ojos,
brazos y manos se mezclan.
¡Ya está la pena en el fondo!

Ya siento ese estremecer
de sus ojos, de su beso
culminado y lleno. Besos.
Esas alas blancas que me agarran
y me esperan, dulce y en calma.
Y todo se convierte en verso
rimando con un te quiero,  
ojos con ojos se cruzan
chispeantes. Luceros.

¿Por qué sufres paloma alada?
Si el aire se acaba en ti
y no hay otro cielo más bello
donde poder volar.
Rizos y manos sujetando.

 

 

  
 
 

 

¿Quién sería capaz
de dar color y vida al cielo?

Ya siento ese latir del alma
y el correr de la sangre,
ya se revoluciona el cuerpo bajo tus manos,
ya se acabó el miedo y el misterio.
Ya llega. Me espera dulce y en calma.

Ya te siento en mí
por fin llegaste
y todo quedó tranquilo
como el amanecer claro.
Ya huele a amor el aire.
Ya te siento en mí,
amor, ya llegaste.

 

  

NO EXISTE LA PALABRA 

  
 
 

Está la calle callada, la vereda.
Oyen las pisadas blandas, ven las formas.
Escuchan el vaivén desde tu cuerpo.
El velero, envidioso,
mira tu pelo de oleaje, todo es forma.

-Estás hecha para el Sol-
Movimiento, creación.
Todo es la unión en ti.
Vida entre las manos,
latidos y corazones.

No existe la palabra,
eres más que un simple verso,
corazón de corazones
beso lleno de besos.
-Todo por un momento eterno-

Canta alma
que la tienes en tus brazos,
siente su calor,
siente su sangre.
No desperdicies el instante.

Amándote está la flor,
de nata y llena de amor.
No dejes pasar el momento
lleno de amor y beso.

  

VUELA PALOMA 

  
 
 

Mi ventana llena de estelas de agua,

el viento salpicando lluvia;

cielo cubierto de humo.

Paloma alada de plumas blancas

sal de mis manos a destino,

en tu cuerpo llevas grabado

un te quiero enamorado.

De cárcel a cielo vas

y habrás de cruzar grandes montañas,

desiertos, mares… pero has de llegar,

no pares tu aleteo

ni aunque truenen los cielos

ni aunque se abra la tierra en mil pedazos.

Vuela paloma, vuela.

Y un rayo de luz

partió hacia el cielo como un viento,

llevaba en su pecho grabado

para ti, un te quiero.

  

SI UN MOMENTO SE ME ESCAPA 

  
 
 

Si un momento se me escapa
ya está inquieta mi sangre
rodando, como perdida,
buscando alientos a su aire.

Si una sonrisa se le apaga
ya está triste mi alma
inclinada y sin ganas.
Si me roba un beso con el aire
celoso muevo mis alas.

Latido a latido vivo
sus sueños de algodón
(-carita ilusionada-)
formando castillos
en un mundo azul de terciopelo
-llena de luz y enamorada-

Rompiendo esquemas rutinarios
gira fuerte su ruleta.
No tiene el tiempo en sus manos
y todo lo lleva a cuestas.

Día a día sus sentidos
me van abriendo paso
a un mundo desconocido
mostrándome lo oculto,
entonces mi ser se encuentra
entero y profundo.

Caricia suave
siénteme entre tus manos
que ya renacen mis sentidos,
no te vayas sin un beso.
Si un momento se me escapa
ya está inquieta mi vida.

  

VIENTRE EN VIDA  

  
Has nacido solo para el amor.
Y en ti todo rebosa…

  

Me siento extraño ahora,
tu cuerpo no me salva
de dar la cara: pálida y blanca.
-Vientre en Vida- 

El tiempo pasa, cambia,
estoy en ti, estoy dentro.
Y quiero ser por ti la savia
de tu vientre y de tu Centro. 

Se ensancha la compartida vida.
Me duele el alma y no quiero
perder, entre la ruinas,
tu vientre en vida y entero. 

-¿Habrá algo mejor
que dar color a lo más bello?- 

Siento la vida entre mis dedos
y enganchada entre mis dientes,
te siento a ti, de cuerpo entero
y a él le siento…
le siento hasta en mi vientre. 

Tu vientre es el deseo
de mi sed y mi garganta.
Tu fruto estrecho y madurando
es la alegría que le falta
a un mundo inquieto. 

  

 

  
 
 
 

Vientre forrado de vida
burbujeante entre las faldas
vientre formado de besos.
-Vientre en Vida- 

¿Quién pediría al campo
que segara su vida en rosas? 

Quiero ser para ti,
quiero ser contigo vida,
quiero contigo resurgir
de la pena que me obliga. 

Te quiero y siempre te querré,
me has hecho, Flor de Nata,
ese hombre…el que siempre quise ser.

 

  

ENCONTRARTE 

  
 
 

Encontrarte a mi lado
cuando esté muriendo el día.
Soñar el mismo espacio
acariciando la misma noche.
Cuerpo con cuerpo y trasladarnos.
Vivir los recuerdos,
partir al lugar de las promesas
desenlazando el misterio y la tristeza.
Encontrarte por fin.

Llegar contigo a la ilusión
despedazando el tiempo
y traspasar de un solo salto
la puerta de los silencios.
Guardar la ropa en un mismo armario
llenar los cajones de recuerdos
y rodando habitaciones
llenarlas de tu aliento.

Encontrarte mirándote al espejo
desnuda ante el cristal
que juntos hemos forjado
durmiendo con la noche
todos los antiguos complejos.

Despertar en un abrazo
e ir robándole a los sueños
de esperanzas y proyectos
al inalcanzable Universo.
Burlarnos de la tormenta
que rodean las perfecciones
escuchando los cantos de las hojas
jugando con las sombras
rompiendo las tinieblas.

Encontrarte por fin
y fundirnos con el horizonte
formando un beso.

  

TRISTES OJOS TRISTES 

  
 
 

Tristes ojos, tristes.
Triste cara llena
de tristeza y triste mirada
de tristeza entera.

Manos que se mueven solas
al viento con su tristeza.
Aire, rociador de solo,
acumulando en mi cuerpo
tan solo tristeza.

Desnudo de risas voy
por esta calle, triste y fría,
sin luz que ilumine
mi paso de cada día.

Oscuridad es mi camino,
desde hoy hasta que vuelvas
y no podrán aliviarme mi tristeza
ni la rumba ni el buen vino.

Impregnado de ti estoy
de tu beso y de tu vientre,
siento en mí tu sangre.
Sentir: -te siento dentro-
Dulce y caliente.

  

 

  
 
 

 

Forjad en mi mente tu imagen
saturada de risas, bañada de formas,
es fácil para esa avidez de espanto
de mis ojos y mi llanto.

Todo eres tú ahora
todo a ti se me parece.
Vulnerable e indefenso
quedó mi corazón.
Solo y entero.

Triste cuerpo, triste,
tristes ojos, triste cara llena de tristeza.
Triste mirada de tristeza entera.

  

COMO FLOR DE NATA 

  
 
 

Hoy, en la desnuda tarde
te ví, como flor de nata;
tacita de porcelana,
con ese brillo que arde.

Tus ojos de miraban:
-flor desnuda-
Mis manos temblaban
bajo mi fuerte armadura.

No hables. Escucha la tarde.
Conocedora única de este hermoso alarde.
¿Sabes? –No hables- No.
Únete conmigo. Soñemos. Amor eterno.

Preciosa y ágil.
Juguetea en mi mano.
Yo me derrito entre los poros.
Rueda y ruega desnuda y frágil.
Mi valle de oro.

Y me diste todo,
todo en un momento seductor
–flor de nata-
mi cuerpo se fundió contra tu pecho.
No preguntaste nada.

La tarde cae cerrada
y cerrada la ventana.
Flor y Nata se funden
-tacita de porcelana-
mientras en la tierra se hunden.
Gránulo en rama.

  

 
  
 
 

¿Sientes lo que yo?
No hay palabras
es sal y es beso, es mar y es playa.
Piérdete conmigo buscando el verso
desnuda junto a la cama.

¿Qué importan las palabras?
Si hay ojos y miradas
perfumes de besos y sabor a gargantas.
Ven. Acércate.
Te necesito. Flor de nata. 

 

  

OYÉNDOLE TE AMO 

  
 
 

Mi amor es rocío, juegos y risas
como ensamblado y alerta al viento,
corriendo por calles abiertas
llenas de sol antiguo.

Mi amor es redondo y sin fin determinado,
como un horizonte perdido entre las nubes,
navegante y arriesgado.
- Soñando alcanzar el cielo de un solo salto –

Mi amor es alegría desbordando lunas,
ganándole las noches blancas a sueños de poeta,
imponiendo besos nuevos a manos abiertas.

Mi amor es suave y pequeño, es dulzura derramada,
como su suspiro cogido por sorpresa.
Volador y asustadizo como una paloma perdida
buscando refugio.

Mi amor es ilusión y es dulce madrugada
rompiendo inquietudes como un soplo de mañana.
Mi amor es alma abierta afanándose en querer,
ataviada con un fino pañuelo robado a un amanecer.
Es como el sueño perdido de todo lo que quiere uno
pero no se atreve a probarlo.

Mi amor es felicidad, es dulce y tibia
blanca y fina, como un beso al despertar.
Mi amor es todo lo que tengo
y no quiero nada más.

  

MIRAN...

  
 
 

Mira los caminos recorridos.
Mira el río y mira también el olvido.
Esa ilusión dibujada en el aire
y la sonrisa de esa nube que tú pintaste.

Mira los sueños compartidos
las manos cogidas por los dedos,
mira los vientos y el sentido de todo el aire.
Protegidos.

“Y eres como el fruto de ese Sol de atardecer.
Sueña en ti mi piel y vive con tus manos”
-Cuerpos sin dolor de amor y sanos-
Lluvia, Sol. Huerto y hortelano.

Mira la luz de las estrellas
y ese brillo de la Luna y no a la Luna.
Mira la forma del camino y no el camino.
Mira el viento dando volteretas hacia el cielo,
mírale formando remolinos.

Mírate que eres mirada y en ti me encuentro.
Como el mar entre las rocas voy entrando por tu cuerpo.
Voy hurgando tu mirada desde el centro.

“Y eres ya un todo
y no es posible mi mirada sin la tuya”

Estoy como en sangre convertido
recorriéndote por dentro
entre burbujas de besos y destino…

Miré tus ojos viendo el amor
y en tus brazos me quedé dormido.

 

  

CONFIDENCIA

  
 
 

Mi amor es como una naranja
llena de buenas sensaciones, aromas y sabores.
Es de esas emociones que te alborotan
y te impiden acordarte de lo que somos.

Y no es una rosa, ni una estrella que luce en el cielo.
No
 es ninguna palabra bella
ni un vestido azul de terciopelo.

Mi amor es esa que día a día me llena de vida,
que me reserva un trocito de todo
y me lo ofrece entre su boca.
E
s un sueño perdido  en el tiempo
-el que todos buscan-
hurgando en el reflejo que da el cristal de la esperanza.

Mi amor no es el mejor color
pero hace vida que agranda
la pequeña mano del destino.
¡Mi amor, es una de mis cosas importantes!

Es la locura de despertar complicándote con ella
y de la cintura ir a arreglar los desperfectos
de un sol que quema en las alturas.

No es un viento suave... le rebosa la prisa de las manos,
pero sabe quién es y adónde va,
rozando ese destino desconocido me endulza el aliento…

el aliento del que espera
una sorpresa de la vida.

  

PERMÍTEME

  
 
 

Permíteme mi amor
seguir formando parte de tu sonrisa.
Seguir estando en ti y estar ilusionado.

(Déjame decirlo al mundo una vez más)

Permíteme mi amor estar enamorado.

Hacer caminos, buscar un sitio donde amarnos.
Darte un beso. Y otro más,
tapándonos el alma en un abrazo.

Subir y bajar... sufrir y amar,
siempre contigo.

- Si todo fuera como tú –

Soñar en romper juntos el día
y luego flor de nata… hagámoslo otra vez
a oscuras y a escondidas.

Permíteme mi amor que te quiera un día más
es que me resulta tan fácil ser feliz a tu lado.
Y en este día que marca el calendario
veinte de octubre, permíteme mi amor
estar de ti enamorado.

contraportada

First Prev Next

Volver menú anterior     Recomiéndanos tu libro