DESCUBRIRSE - CARLOS MALLÉN CABEZUELO  

descubrirse

 

TRAEME DE ELLA UN BESO  (1983)

 

Viento ve tú que puedes
allí de donde no se vuelve y búscala.

Tráeme, viento
de ella un beso.
 
Yo dejaré la ventana del recuerdo
entreabierta,
disimulando esperanzas
no vaya la ciencia a tratarme
como a un loco.

Viento ve,
que te espera la impaciencia seductora
que en la juventud la dejó inmóvil
la que no perdona.
 
Y son mis ojos
tan tristes y tan jóvenes.
Y la quiero tanto.
 
Viento ve
tráeme de ella un beso
y no le digas nada,
ella lo entenderá.

 

 

CÚBRETE Y ESCAPA  (1984)

 
 

No destruyas el momento
que de vez en cuando,
quizás impulsado por eso
tan desconocido y lejano,
se asoma a oleadas
de la mano del más
absurdo de los sentidos.

No te asustes
si la malvada situación
intenta coartar tu mano;
estás lleno de caminos
tan sólo tienes que buscarlos.

Se está abriendo el cielo en franjas
intenta mirar:

- están alli escondidos tus fantasmas -
vístete, sában blanca
y huye por un momento
de todo lo que te espanta.

Por esta vez no te dejes atrapar,
cúbrete y escapa.

 

 

BUSCADOR DE OLVIDOS  (1984)

   Pensamiento buscador de olvidos
de nuevo sales a su encuentro
hasta que los ojos te hallen oportuno
y te dibujes surgiendo de entre la nada
hacia la grieta oscura de lo desconocido.
 
Todo se ha ido transformando
ya no hay paisajes, ni rosas,
ni sonrisas distraídas,
ni mirada seria, ni buenos caminos,
ni losas, ni muertos a los que rezar.
Todo está vacío.
 
No te pude encontrar. 
Me quedé sentado en el silencio 
acurrucándome entre el vientre 
volando sin sentido… 
hacia donde ellos quisieran 
(los que no perdonan... 
ya sabes a quien me refiero).
 
Pero no me escuchaste, 
quizá no me esforcé demasiado 
en desechar de mi todo lo que no vale, 
todo lo que no pienso 
y por eso me rechazaste. 
(Sin rumbo me dejas al viento)
 

   
Pensamiento buscador de olvidos 
de nuevo pasas rozándome 
pero no te quedas conmigo.
 
 

 

 

 

ENTRE MI SANGRE - 20/10/1982

 

Sufre ráfaga de viento y únete al destino
que se cubrío de frío y miedo el tiempo.
Duras palabras sangrará la boca muerta
mientras la nueva boca va naciendo.
Reducir al mínimo espacio tu ilusión
convirtiéndote tan sól en útil. "Envilecido".
Cubrir de nada la sangre de tu función
y alzar al espíritu recien nacidol
Adquiere fuerza la tardanza del mensaje;
es tarde ya para la sangre convertirse
en un refugio de comunes esperanzas;
mas nada vale más que irse
con un alentador recuerdo en el bolsillo.
¿Quién sería sangre de dos mundo en un instante?
- La rosa se fundirá en el cielo -

No intentes convencer al infinito,
que es sabio en dilemas de estructuras
y cuando se juntan dos, como hemos visto,
ellos olos se quiebran en la altura.
La irónica venganza acudirá de nuevo
y la sangre brotará del alarido
como si el susurro del destino despertara
rodando espirales sin sentido.

 

 

No es mentira lo que flota en un principio
cuando el ánimo surge de la nada,
pero el camino está lleno de falsos pasos,
de veredas, cruces y hondonadas.

¿Quién penaría por tí un poco más?
¿Quién daría su último aliento
por romper la farsa que se mueve libremente?.

Y se fuerza el suspiro en esconderse
cuidadosamente en lo profundo,
¡no vaya a debilitarse el orgullo!
caracter indispensable de "mi mundo".
Y equivocarás el momento del disgusto
con un plan  de rencor bien hilvanado
formando la tensión entre la sangre.

¡ Corazón cerrado !

Guardar el semblante del ser verdadero
mitigando su luz con manos apretadas
todo está acunado por lo ridículo
del hombre pequeño e insignificante.
Es conocida la historia de lo leal y lo perdido,
mas nada vale más que irse
con una verdad en el bolsillo.

 

 

SEGURO QUE ESTÁS SEGURO  (1988)

 

Seguro que estás en sus manos

como en un pequeño nido. Seguro.

Despertando sentidos

conociendo todo tu contorno.

- Ahora aquí, luego allí,

luego girando, luego dormido –

Recibiendo lo que serás,

como en una sombra. Madurando.

Columpiándote en la ola

eterna y segura de su cuerpo.

Seguro que estás en su corazón

afanándote en conocer

quién te dice entre susurros:

- “aún no ocupas ni mi mano

y ya te quiero tanto” -

 

 

LO QUE SERÁS  (1987)

 
Los sueños no son realizables
porque la vida no se llena de palabras
bonitas y prometedoras.
Todo tiene su contorno definido
y los sueños rebosan esparciéndose,
cambiando cosas, continuándolas,
haciéndonos creer que siempre estarán ahí,
ignorando límites.
 
Por eso es peligroso aferrarse
esperando la noticia
de que por una vez se va a realizar,
que la luna será tuya.
 
Ahora están aquí
luego se van. Te tocan y se van.
Ahora en tus manos
luego en tu mirada.
Te miran y te dicen adiós.
 
Abre tu instinto
entrégate al mundo
que todavía puedes girar y girar.
Abre tu instinto…aunque te llore el alma
y abandona el sueño de soñar.
 

 
Salta en pedazos como un cristal
y averigua lo que serás.
Que es peligroso aferrarse
esperando la noticia
de que por una sola vez
se va a realizar.

 contraportada

First Prev Next

Volver menú anterior  Recomiéndanos tu libro