DESCUBRIRSE - CARLOS MALLÉN CABEZUELO  1985

descubrirse

 

LUCHAR CONTRA LA NADA  18/08/1983

 

Me resulta tan triste
encontrarme aquí y sin palabras,
rodeado de multitudes,
de cosas hechas por otros
de problemas consumidos.

Y mi paloma soñadora se esfuma,
me deja solo ante la nada,
con las manos juntas
y una pluma vacia.

No creo en la subida del misterio;
no hay nada oculto para algunos
y loe s todo para otros.
¿Qué se de mis mismo?
¿Qué puedeo ofrecer?
¡y admiro a tanta gente!...

Desnudo voy y profundo
redondo como un ombligo
(curado y rotundo
como un centro limitado)
alas quebradas y blancas
de un Sol partido en rayos.

 

 

Y no he de salir,
surgir cuesta trabajo;
como si te empujaran hacia adentro
me cuestra la lucha
contra lo desconocido,
contra la nada.

¿Quién será capaz
de forzarse el último?

 

SOLO TU ME ACOSTUMBRAS  05/12/1983

 

Hace tiempo ya que stoy así
como contigo, como en un abrazo
me reboso entre los labios
cubriendo sueños y amores.

Y no hablo a los vientos
- con todo lo que eso conlleva -
porque a ellos no les interesa la verdad.
(Murmuran y gesticulan)

Ya no me imagino así,
acera solitaria y gris
como cuando paseaba con mis zapatos,
la libreta llena de aluviones;
ahora no, ñpor eso esstoy así,
como huido, admdirado.

Me entrelazas y me sufres
besándome el instinto que no avanza.
Y no llamé a nadie
ni a la vida ni a la muerte,
nia la felicidad ni a la soledad;
pero ahora te quiero.

Me encuentro ante el espejo
sentado en un butacón
contemplando como me rodeas.

 

Y sin querer huir
me mezclo en la imagen y entro en tí.

Sólo tú me acostumbras
porque llevas ese ritmo dulce
de bailarina que se alza y pasa nubes.

No puedo pararme en palabras
ahora me muestro como soy,
no me rodeo de jardines azules
ni de soles de papel amarillento,
soy al tiempo como cualquier día
sencillo y ténue,
sin ningún brote de importancia
(mueve tu mano y me rozarás).

Si, hace tiempo que me pasa,
me rodeo de todo lo tuyo y obstinado
me arrimo a tí como un abrazo
y tranquilo te espero,
porque ya no necesito de palabras
para decierte que te quiero.

Mueve tu mano y acaríciame
pero no se lo cuentes a los vientos
porque a ellos no les ineresa la verdad.

 

CÚBRETE Y ESCAPA  28/05/1984

 

No destruyas el momento
que de vez en cuando,
quizás impulsado por eso
tan desconocido y lejano,
se asoma a oleadas
de la mano del más
absurdo de los sentidos.

 

No te asustes
si la malvada situación
intenta coartar tu mano;
estás lleno de caminos
tan sólo tienes que buscarlos.

Se está abriendo el cielo en franjas
intenta mirar:

- están alli escondidos tus fantasmas -
vístete, sában blanca
y huye por un momento
de todo lo que te espanta.

Por esta vez no te dejes atrapar,
cúbrete y escapa.

 

 

ENTRE MI SANGRE - 20/10/1982

 

Sufre ráfaga de viento y únete al destino
que se cubrío de frío y miedo el tiempo.
Duras palabras sangrará la boca muerta
mientras la nueva boca va naciendo.
Reducir al mínimo espacio tu ilusión
convirtiéndote tan sól en útil. "Envilecido".
Cubrir de nada la sangre de tu función
y alzar al espíritu recien nacidol
Adquiere fuerza la tardanza del mensaje;
es tarde ya para la sangre convertirse
en un refugio de comunes esperanzas;
mas nada vale más que irse
con un alentador recuerdo en el bolsillo.
¿Quién sería sangre de dos mundo en un instante?
- La rosa se fundirá en el cielo -

No intentes convencer al infinito,
que es sabio en dilemas de estructuras
y cuando se juntan dos, como hemos visto,
ellos olos se quiebran en la altura.
La irónica venganza acudirá de nuevo
y la sangre brotará del alarido
como si el susurro del destino despertara
rodando espirales sin sentido.

 

 

No es mentira lo que flota en un principio
cuando el ánimo surge de la nada,
pero el camino está lleno de falsos pasos,
de veredas, cruces y hondonadas.

¿Quién penaría por tí un poco más?
¿Quién daría su último aliento
por romper la farsa que se mueve libremente?.

Y se fuerza el suspiro en esconderse
cuidadosamente en lo profundo,
¡no vaya a debilitarse el orgullo!
caracter indispensable de "mi mundo".
Y equivocarás el momento del disgusto
con un plan  de rencor bien hilvanado
formando la tensión entre la sangre.

¡ Corazón cerrado !

Guardar el semblante del ser verdadero
mitigando su luz con manos apretadas
todo está acunado por lo ridículo
del hombre pequeño e insignificante.
Es conocida la historia de lo leal y lo perdido,
mas nada vale más que irse
con una verdad en el bolsillo.

 

 

 

 

contraportada

First Prev Next

Volver menú anterior  Recomiéndanos tu libro